Publicado en Artículos

Canje de Bonos de Pdvsa ¿Cómo comemos eso?

Luis Oliveros @luisoliveros13. Economista UCV, consultor y docente universitario

En las próximas líneas intentaré explicar de una manera resumida lo que significa el canje de bonos que le propone Pdvsa a los bonistas (personas que tienen bonos de la estatal) con papeles que vencen en 2016 y 2017. Empecemos por explicar cada bono

El bono Pdvsa 2016

El 16 de octubre de 2009, PDVSA realizó una oferta de Petrobonos combinados con vencimiento a 5, 6 y 7 años (2014, 2015 y 2016), por un monto total de $3.000 millones. Los fondos obtenidos por PDVSA mediante la colocación de esos Petrobonos, estaban destinados a inversiones contenidos en el marco del Plan Siembra Petrolera (todos sabemos el destino final de todas estas emisiones, política cambiaria y recursos para el gobierno, nada para mejorar la situación financiera y operativa de Pdvsa). El Pdv16 fue emitido por $1.000 millones con un cupón de 5,125%.

Bono Pdvsa 2017

El 22 de marzo de 2007 Pdvsa realizó la convocatoria de una emisión de Bonos por $5.000 millones, repartida en $2.000 millones de un bono con vencimiento el 28 de octubre de 2017, $2.000 millones con vencimiento en el año 2027 y $1.000 millones en 2037. Esta emisión estuvo a cargo de ABN Amro y Econoinvest (la casa de bolsa venezolana perseguida por Giordani y apresados sus directores de manera injusta).

Días después Pdvsa anunció que: “Debido a la alta demanda recibida de los inversionistas, PDVSA se complace en anunciar el incremento de la emisión del Bono PDVSA hasta US$ 7.500.000.000, manteniendo los términos originales de la Oferta Combinada”. Por lo tanto la emisión del bono 2017 pasó a ser por $3.000 millones y el cupón de interés quedó en 5,25%. La oferta de bonos más grande de nuestra historia.

Bono Pdvsa 2017 “Nuevo”

En octubre del año 2010 Pdvsa emitió $3.000 millones de un bono con vencimiento el 2 de noviembre del año 2017. El objetivo de la emisión según Pdvsa era “financiar proyectos de inversión incluyendo la inversión para el desarrollo social e integral del país”. El 17 de enero del año 2011 Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) anunció la reapertura de la oferta de bonos con vencimiento en noviembre de 2017 y cupón de interés 8,5% (los Títulos), por US$ 3.150 millones, mediante una colocación privada y directa dirigida al Banco Central de Venezuela (BCV) y a otros fondos. Con esta operación, la emisión del llamado Pdv17N totalizó $6.150 millones. Este bono tenía la particularidad que amortizaba a capital (pagaba) un tercio del total en 2015, 2016 y en 2017. Por lo tanto, para la fecha, de esa emisión de $6.150 millones, Pdvsa debe $4.100 millones

En total, los tres bonos (2016, 2017 y 2017N) totalizan $8.100 millones, de los cuales Pdvsa tenía que pagar $3.050 millones (sin incluir intereses) en 2016 y $5.050 millones para 2017 (sin incluir intereses).

Algunos puntos a tener en cuenta:

  1. Al momento de escribir estas líneas, habían pasado 55 horas desde el anuncio del canje y la promesa del Presidente de Pdvsa de que las condiciones del canje serían publicadas en la página web de Pdvsa, sin embargo nada había aparecido. Sin duda eso es una muy mala señal de cara a los inversionistas.
  1. Del total de esos tres bonos, se calcula que entre un 30-40% de ese total estarían en manos del gobierno. Por lo tanto entre un 60-70% estaría en manos de privados.
  1. Será clave, para medir el impacto en la economía venezolana, las condiciones del canje y como estas puedan generar incentivos en los inversionistas privados para sumarse a la iniciativa.
  1. ¿El respaldo de Citgo es importante a la hora de valorar el nuevo bono? Es un punto a favor, pero recordemos que Citgo no es la empresa de otrora, al contrario, hoy es una empresa con una deuda financiera elevada, debido a la necesidad de dinero por parte del gobierno venezolano que vio en endeudarla una manera de levantar nuevos recursos. Por lo tanto no creo que sea un punto crucial para los bonistas a la hora de evaluar entrar al canje
  1. ¿Era mejor hacer default?, desde mi opinión ese sería un escenario terrible para Venezuela (a diferencia de otros colegas que apoyan y hablan abiertamente de eso como algo muy positivo).
  1. Esta operación es positiva para Pdvsa y el estado venezolano en la actual situación económica. Poder cambiar vencimientos de pagos de deuda en divisas y mejorar su flujo de caja es importante y necesario. Hay que recordar que el canje no representa una entrada de dinero para el país, es solamente una disminución en el corto plazo de los pagos que hay que hacer en divisas, lo cual llevaría a una disminución en la presión del flujo de caja en divisas del país (que tiene un déficit cercano a los $12.000 millones).
  1. Debemos tener presente que Pdvsa es la única empresa estatal que está planteando este tipo de operaciones en el mercado petrolero internacional. Esto habla del despilfarro en la época de la bonanza petrolera y del negativo manejo financiero que el estado venezolano hizo de los recursos recibidos (casi $900.000 millones) durante ese período.
  1. Esta operación no es default. El canje es voluntario. No hay obligación.
  1. Indudablemente plantear esta operación no dice que Venezuela y Pdvsa tengan una buena situación económica, pero si deja entrever que ambos están haciendo esfuerzos por cancelar sus obligaciones externas (algo muy diferente a las internas).

Una idea final: Un ejercicio

Hagamos un ejercicio hipotético del canje: partamos que el incentivo del canje es 1 a 1,20 (por cada dólar de bono 2016, 2017 o 2017N Pdvsa te ofrece un $1.20 de un bono con vencimiento 2020) y que de ese 70% de bonistas privados, 30% decide entrar (números bastante optimista). Significaría que $2.430 millones de deuda Pdvsa se convertirían en $2.916 millones, un aumento en su deuda financiera de $486 millones (más los intereses que habría que pagar en esos “nuevos años” de extensión del bono). Si partimos que la deuda financiera de Pdvsa ronda los $44.000 millones, estaríamos hablando de un incremento de algo más del 1% (no hemos incluido los intereses).

Si el cupón de interés es (por ejemplo) 11%, ese nuevo bono Pdv2020 tendría que pagar (suponiendo además que amortiza a capital en 2018, 2019 y 2020 un tercio del capital) algo más de $960 millones. A este monto debemos descontar los pagos de intereses que se ahorraría Pdvsa de los bonistas con papeles 2017 que migrarían al nuevo bono, en total estimamos ese ahorro en casi $100 millones. El efecto total en intereses sería de unos $860 millones.

Cuando sumamos al incremento de capital el efecto intereses, según este rápido y resumido ejercicio, el aumento en la deuda financiera de Pdvsa estaría en torno al 3%.

¿Vale la pena el incremento de la deuda financiera de Pdvsa en ese porcentaje?, hoy el gobierno venezolano tiene los mercados financieros cerrados por su culpa (erradas políticas económicas), así que sus opciones para buscar alivio en sus pagos en divisas son pocos y a la vez costosos.