Publicado en Artículos

EFECTOS DE LA VICTORIA DE LA SELECCIÓN DE ESPAÑA SOBRE SU ECONOMÍA

Una oleada de optimismo está  recorriendo España  como consecuencia de que la Selección Nacional ganó ayer la Copa de Europa de fútbol.  Los problemas estructurales (paro, déficit público, sistema financiero, crisis inmobiliaria y la excesiva deuda pública y privada) van a seguir mañana y pasado mañana.  Sin embargo, la victoria de España no caerá en saco roto. Es un rayo de sol sobre cientos de miles de ciudadanos  que están viviendo estos últimos años con mucha preocupación. 

FINAL MUNDIAL SUDAFRICA 2010: HOLANDA 0 - 1 ESPAÑA

Es más hay estudios económicos que hablan de un posible impacto positivo cuando un país gana un campeonato. Está comprobado que el optimismo genera aumentos en el consumo y en la confianza empresarial. Lo que Keynes denominó “animal spirits”. Y con la crisis económica que padecemos a España le vendría muy bien un cierto optimismo que reduzca la incertidumbre provocada por unos cuantos años de crisis económica a la que parece no se le ve el fin.

La buena imagen del entrenador nacional y del equipo es un activo para nuestra economía y nuestras empresas. Un grupo unido, trabajador, humilde y nada estridente puede dar ejemplo al resto y mostrar que una situación adversa se puede cambiar si se trabaja para conseguirlo. 

El objetivo de los jugadores de la selección no era ser cada uno de ellos el mejor el que más goles metía si no en hacer una labor en equipo. Y así con pequeños pasos adelante, con pequeños cambios y con la suma de todos ellos, encontraron el éxito.  Pero para eso hace falta un proyecto a largo plazo y la Selección lo tiene. 

Las empresas españolas tienen que resolver los problemas de corto plazo, pero sin olvidar el largo plazo. Muchas veces en las empresas se pierde de vista a donde se quiere ir, nos enredamos tanto en la dura realidad del corto plazo que se puede perder de vista la perspectiva del largo plazo. La Selección Española es un ejemplo de proyecto de futuro con un entrenador y jugadores comprometidos en el largo plazo. 

En el subconsciente colectivo, en nuestros empresarios, gobernantes, trabajadores y jóvenes quedará siempre el recuerdo de la Selección.  Pero si además en nuestras vidas y empresas fuésemos capaces de replicar el modelo de la Selección Española de Fútbol la salida de la crisis sería cuestión de menos tiempo porque una de las cosas más importantes que tiene que tener una empresa o una persona, además de luchar, es seguir luchando. Porque el éxito, como nos ha mostrado la Selección, está en la lucha y en el esfuerzo más que en la victoria misma.

Tomado de: IE Economy Web Blog, publicado 02 Jul 2012 10:33 AM PDT